DÍA DE REFLEXIONES SOBRE TRADING

DÍA DE REFLEXIONES SOBRE TRADING

 

Estas son algunas de las reflexiones que surgieron en el desarrollo del último Trading con Propósito que impartí. Por si aún no lo conoces Trading con Propósito es el plan de entrenamiento privado que imparto de manera presencial y a domicilio (o en una oficina particular del Instituto).

Si profundizas en el contenido de estas afirmaciones vas a poder acercarte un poco más a tus objetivos en el trading.

 

¡A VOLAR!

En el momento que decidas participar, comienza a fluir con los desplazamientos impuestos. De modo que si se inclinan por llevarlo hacia abajo, ahí vas tú. Y si fuera hacia arriba lo mismo.

 

Cuando determines cuál es el sentido direccional vigente, mantente firme en tu posición hasta que se demuestre lo contrario.

 

Sólo si existe un diferencial entre la entrada y la salida hay negocio, por lo tanto, cuando no hay amplitud en los recorridos es preferible mantenerse al margen.

 

Simplemente observa el comportamiento del precio y participa en los niveles que se posicionan los imprudentes, pero en el sentido direccional opuesto. Inmediatamente después sitúa un stop de protección por si formaras parte de ellos.

 

No te compliques la vida, en lo sencillo reside la grandeza, lo que sucede es que el miedo, la codicia o cualquier otra manifestación del ego te impide actuar con la claridad, la precisión y la calma que esta tarea requiere. No ceses de cultivar tu interior, pues él contiene TODO, absolutamente todo lo esencial.

 

Si crees que un desplazamiento en curso está siendo demasiado amplio, posiblemente dé un poco más. Si crees que puede dar un poco más, posiblemente el desplazamiento esté concluyendo. Límitate a cumplir el sistema y así siempre acertarás.

 

No hay ni bueno ni malo, hay lo que ES, y lo que ES es lo que hay. Evita el juicio y vivirás en paz.

 

La naturaleza es muy sabia, sabe perfectamente qué es lo que más te conviene.

 

El sistema que mejor funciona es el conocimiento aplicado conscientemente: aprender lo oportuno, observar en calma y participar en la medida justa.

 

La mayor adicción del ser humano es el pensamiento, y después la Bolsa.

 

Sumes o restes siempre ganas la experiencia.

 

Tomar una idea como cierta puede matarte. La muerte es todo aquello que te aleja de la vida, que te impide ver la realidad tal cual es. Sin ser conscientes de la ficción no podemos pretender ver la realidad.

 

Si te sientes desdichado porque lo que quieres no coincide con lo que resulta ser, el problema claramente está en el querer y no en el ser.

 

El sufrimiento nace de la resistencia, mientras que la dicha es el fruto de la aceptación plena y la comprensión profunda.

 

Entre un ingreso menor que entiendes y otro mucho mayor que no entiendes, elige siempre el que entiendas.

 

Si en la siguiente operación tienes en cuenta una pérdida anterior, aunque sea mínimamente, podrías estar incurriendo en un acto que carece de todo sentido: la venganza. Los resultados que se derivan de un comportamiento así suelen ser nefastos. El colérico tiende a ser humillado. ¡Y de qué manera!

 

Pobre iluso; aquel que sin saber perder pretende ganar. Es un signo muy común que denota ignorancia, inexperiencia y sobre todo una inmensa vanidad. Lo primero que hay que aprender para sumar es que se puede restar. Esto no quiere decir que te enfoques en la pérdida, sino que la admitas como un suceso más que forma parte la naturaleza del trading.

 

Si lo que quieres es cruzar al lado de los ganadores tendrás que aprender al menos estas tres cosas:

1.- A entrar donde muy pocos entran.

2.- A saber cuándo se puede mantener una posición.

3.- A confiar en el desenlace.

 

Todo lo que haces es perfecto, también lo que hiciste. En el sentido de que no cabe otra opción posible, aunque nos parezca que sí. En función de tu nivel de consciencia, de tus experiencias y circunstancias personales, así se desarrollan los hechos.

 

Todo lo que haces es perfecto, incluso lo que piensas. No comentas la insensatez de considerar que los intangibles pensamientos nada tienen que ver con la planificación cósmica. Todo (y digo todo) está sujeto a las leyes universales.

 

Confiando en la vida, es cuando lo sucedido es pura dicha, te haces Uno con La Creación.

 

Tú decides vivir o no plenamente cada momento. Es decir, decides experimentarlo conscientemente o dejarlo ir, sin saborearlo.

 

Pretendes aliviar tu dolor ganando mucho dinero en la Bolsa. Pero, ¿sabes lo que sucede? Mientras corres tras una falsa solución, permites que se avivé el sufrimiento en tu interior dejando que la vida pase sin ser vista, sin ser sentida. No luches más, amigo. La rendición trae el equilibrio a tu vida y te permite vivir en paz.

 

Todos, absolutamente todos los trades ganadores, se perdonaron antes de empezar a ganar.

 

Apegarte a una Acción es lo mismo que pretender que la nieve no se derrita.

 

Cuando trato de cambiarte fracaso estrepitosamente. Porque si tú no eres yo, ¿qué te voy a hacer entender a ti?

 

En la Bolsa puedes ganar, puedes perder o puedes hacer el idiota y, además, perder.

 

A los traders también les pasa como a los fontaneros, los hay pobres y ricos.

 

Cuando reconozcas el éxito de tu vecino y lo admires, estarás preparado para ser admirado por unos y envidiado por otros.

 

Si envidias a un rico asqueroso, jamás serás ni rico ni asqueroso.

 

¿Quieres que entrenemos juntos de modo presencial? ¿En tu casa o en la nuestra?

Los comentarios están cerrados.