8 enseñanzas que transformarán tus resultados en el trading radicalmente.

8 enseñanzas que transformarán tus resultados en el trading radicalmente.

NO BUSQUES NADA.

Me encuentro con muchos traders que nada más sentarse delante de las pantallas quieren entrar al mercado. Sienten un deseo ardiente por abrir una posición inmediatamente, como si no les sirviera con ganar 100 ó 150 euros por contrato en 90 minutos. Quiero serte sincero y confesarte que yo también me comporté así durante muchos años, y la verdad es que en muchas ocasiones el resultado era magnífico. Antes de las 9:00 de la mañana tenía el día hecho y me iba con mi hermano a tomar un café y una tostada con tomate. Sin embargo, me di cuenta de que a larga esa manera de afrontar el trading no resultaba ser la más eficiente y rentable, aunque reconozco que se le parecía bastante a lo que hago hoy en día y que me permite obtener muy buenos resultados en muy poco tiempo. Desde luego… Prefiero que le dediques 10 minutos a que estés 6 horas, ¡eso seguro!

Lo que te sugiero es que esperes pacientemente a que se produzca la señal de entrada, lo que en el Método TRIPLE A llamamos la Pauta de Entrada Estrella. En algunas ocasiones la oportunidad se presenta dentro de los primeros 10 minutos de sesión y en otras al cabo de 1 hora o incluso al día siguiente, ¡no importa! Los traders no hacemos suposiciones, nos basamos en hechos y esperamos al momento preciso para actuar con absoluta firmeza. Si no lo dicta mi patrón (el método) no me dejo llevar por la ilusión (el ego). 😉

 

MANTENTE PREPARADO.

Antes de comenzar la jornada de trading prepárate para estar lo más lúcido posible. A este sencillo protocolo de preparación le llamamos PRO. Para acordarnos de estos 3 aspectos:

  • Postura: te sugiero que pongas la espalda completamente recta y la planta de los pies sobre el suelo. Si consideras que adoptando otra postura te sientes más cómodo, no seré yo quien diga lo contrario. Lo importante es que seas consciente de tu cuerpo, pues éste será quien siga las órdenes que le dé tu cerebro. 
  • Respiración: inhala y exhala aire conscientemente, a un ritmo tranquilo y que te resulte natural. Si quieres aprender más acerca de algunos métodos de respiración te invito a que investigues las aportaciones del Yoga o del prestigioso hombre de hielo, por ejemplo.  
  • Observación: sitúate como un espectador que contempla la jugada desde una perspectiva relajada y desapegada. Atiende las diferentes sensaciones y mantén el contacto con lo que sientes en cada momento.

 

POSICIÓNATE A FAVOR DE LA TENDENCIA.

Antes de decidir en qué nivel vas a entrar y cuál será tú stop y objetivo, debes haber identificado cuál es la tendencia vigente. Parece una obviedad, pero sigo viendo a algunos traders que han estudiado nuestro protocolo de posicionamiento de 7 pasos, que se empeñan en ir directamente al paso 3 ó 4 (que es donde está la chicha) sin tener en cuenta el sentido direccional (PASO 1). Debe quedarte sumamente claro que lo primero, siempre y sin excepción, es averiguar si estás en un contexto operable o no operable, y en el caso de que sea operable determinar si es alcista (más propicio para Largos) o bajista (más propicio para Cortos). Todo lo demás es brujulear sin ningún sentido.

 

COGE LOS LARGOS ABAJO Y LOS CORTOS ARRIBA.

¡Otra obviedad! Ya que has decidido entrar al mercado, lo suyo será que lo hagas en el mejor punto posible, ¿no crees? Evidentemente, si vas a comprar elegirás el precio más bajo posible y si vas a vender te interesará el precio más alto posible.

Sería lo mismo que decir que los Largos se cogen desde abajo y hacia arriba y lo Cortos desde arriba y hacia abajo. Muchas veces nos empeñamos en querer tener la razón y pensamos al revés, o bien esperamos la confirmación de algo que no puede ser confirmado nada más que con el hecho consumado. Para evitar cualquier duda, te sugiero que pruebes a posicionarte comprado en zonas de soporte (o sobreventa ) y vendido en zonas de resistencia (o sobrecompra), ¡con 2 cojo***! Entra donde muy pocos tienen las agallas de entrar, y así cuando se esté confirmando el giro tú ya tendrás la mitad de tu objetivo cumplido. ¿Qué te parece?

Para que puedas distinguir a simple vista donde se encuentran estas zonas de control tan importantes a la hora de participar en los mercados, te sugerimos que no dibujes muchas líneas en el gráfico de precios (por supuesto, tampoco uses indicadores, medias u osciladores, por favor). La única información fidedigna y útil para que desempeñes esta actividad con acierto es el precio. ¡Hazlo simple!

 

VETE POCO A POCO.

Uno de mis maestros, D. Antonio Sáez del Castillo, me solía decir <<al principio, con poco y a por poco, nivel por nivel>> ¡Cuánto me costó (literalmente) entender esta enseñanza! 

Lo que quiero decir es que al principio te conviene trabajar con muy poco volumen por operación, es decir, con muy pocos contratos (preferiblemente con 1 y “flojito”). Además es fundamental que en tus inicios no seas muy ambicioso al establecer tus objetivos de beneficio. Ves a asegurar, pues lo importante es que vayas haciendo trades positivos y vayas cogiendo confianza. Un ratio de rentabilidad/riesgo entre 1.5 y 2 ya está genial, no pretendas ser un superman.

 

PIERDE POCO.

No permitas que te corten la cabeza. Establece stops ceñidos que no perturben tu paz y te permitan seguir practicando tranquilamente. ¡No pasa nada por perder algunas veces! Te aseguro que si aprendes a limitar las pérdidas no vas a necesitar acertar siempre. Yo mismo he tenido algunas semanas en las que he acertado únicamente el 40% de los trades y he obtenido resultados positivos bastante significativos. Recuerda que lo importante es que la suma algebraica de tus operaciones resulte positiva. No tiene más misterio. Si te entrase esto en la cabeza, ya estarías haciendo dinero con el trading a partir de hoy mismo. Fíjate en este ejemplo:

DÍA 1 (2 trades): -50 euros y -40 euros.

DÍA 2 (1 trade): +80 euros.

DÍA 3 (2 trades): +110 y -50 euros.

DÍA 4 (ningún trade): 0 euros.

DÍA 5 (2 trades): +100 euros y -40 euros.

En este ejemplo (real, por cierto) hemos obtenido 110 euros por contrato. ¡Ojo al detalle! Más de la mitad de las operaciones han sido perdedoras. ¿Te parece poco 110 euros en una semana? Efectivamente no es mucho dinero para 5 sesiones de trading (aunque sólo hayas dedicado 90 minutos al día). Ahora multiplícalo por 3, por 5 o por 10 contratos… ¿Te parece mejor ganar 330, 550 ó 1.100 euros en una semana dedicando 10 horas? ¿No te parece interesante poder ganar 4 veces más que lo que se gana en un trabajo por cuenta ajena, dedicándole una cuarta parte del tiempo? A mí también me parece muy atractivo, pero… ¿qué hemos dicho? ¡CON POCO Y A POR POCO! Así que ahora será mejor que ni lo sueñes y que te centres en aprender a aplicar el sistema de trading con confianza. 

 

CÉNTRATE EN EL MOMENTO PRESENTE.

Olvídate de lo que hiciste ayer o de lo que podrás hacer mañana. El hecho de que en la sesión anterior ejecutaras 2 operaciones en negativo no te hace peor trader. Tampoco resolverás tus finanzas con un par de trades positivos. Cuando me siento a hacer trading en la sesión de hoy, no pienso en recuperar lo que ayer perdí o en mantener lo que gané, porque sino iré condicionado. Hoy es un nuevo día.

Tampoco es conveniente que te presiones con llegar a un objetivo económico en el futuro. Si hoy has ganado 100€, evita hacer el típico cálculo de que en 20 días ganarás 2.000 euros. No tiene ningún sentido. Limítate a cumplir el sistema y olvídate de todo lo demás.

 

REPETIR, REPETIR… Y REPETIR.

Hacer trading es una actividad como cualquier otra, como conducir, como montar en bicicleta o como llevarse la cuchara a la boca, que gracias a la práctica continuada acaba por convertirse en un hábito. No hay nada que favorezca más a tus resultados que operar siempre de la misma manera. En el momento que aprendes una manera rentable de hacer trading, ya puedes (y debes) ir echándote a un lado. ¿Qué quiero decir con esto? 

Lo que quiero decir básicamente es que tú no tienes que hacer nada, salvo repetir y repetir esa misma acción una y mil veces hasta que operes en piloto automático. Pero… ¿dejas de ser consciente? ¡No, todo lo contrario! Tú sigues estando ahí, pero sólo como observador, pues tu cerebro y tu mano hacen el resto.  

Me gustaría que entendieses, estimado trader, que aplicando estas enseñanzas serás invencible. Así que no lo dejes para mañana, empieza hoy mismo a transformar tus resultados en el trading y a vivir la vida que tanto deseas.

César Antonio Pérez

Trader, entrenador de traders, emprendedor y escritor. Apasionado de la Bolsa y del desarrollo personal. Desde hace varios años dedico 90 minutos al día a operar en Bolsa. Esto me permite llevar el estilo de vida que quiero. Además, comparto mis conocimientos y entreno a otros traders para que puedan ser ricos en tiempo y dinero. ¡Tú también puedes conseguirlo!
Menú de cierre

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies