EJERCICIOS PRÁCTICOS PARA CONVERTIRTE EN UN TRADER Nº1

EJERCICIOS PRÁCTICOS PARA CONVERTIRTE EN UN TRADER Nº1

¡PONTE A 100!

Te voy a ser sincero: este negocio al principio quema mucho. Te hablo de casi 10 intentos comúnmente conocidos como <<ahora sí que sí>> y de 7 años de tedio y frustración. Dediqué 2.555 días en cuerpo y alma a aprender este negocio sin ninguna contraprestación económica.

Tú lo tienes más fácil, porque con un buen mentor a tu lado, en unos pocos meses puedes conseguir unos resultados espectaculares, como los que empezó a conseguir Raúl a raíz de acogerse a nuestro plan de entrenamiento personalizado en 2.013.

Te lo digo con la mano en el corazón, si un trader experimentado te va guiando puedes llegar a reducir hasta en 10 veces el número de intentos y el tiempo de dedicación. ¡Sí, sí, has leído bien, en 10 veces! ¡Casi nada!

Esto supone un ahorro en tiempo y en dinero brutal. Además, no te imaginas la cantidad de sufrimiento que te evitas. Esto último para mí es lo más importante.  

10 intentos / 10 = 1 intento =  éxito.

2.555 días / 10 = 255 días (8 meses y medio).

Frustración y estrés / 10 = Confianza y tranquilidad.

 

Si piensas que estos cálculos son absurdos, efectivamente estás en lo cierto, pues tu evolución depende de muchos factores, principalmente del compromiso de tu mentor por enseñarte y de tu compromiso por aprender.

Como suelo decirles a los traders que entreno, para conseguir este reto es mejor ser bobo y perseverante que listo e inconstante. Aunque puestos a elegir, evidentemente te resultará más fácil lograr el reto de ser trader si eres listo y perseverante.

Tratar de solucionar tus finanzas apresuradamente resulta muy frustrante.  De modo que si todavía no te sientes abatido por los fracasos o cansado de pasar largas horas delante de las pantallas, te sugiero que consideres la opción de contar con un guía que te oriente hasta la consecución de tus objetivos.

Quiero que te hagas consciente de que estamos aquí para ayudarnos los unos a los otros. Yo cuento con un coach que me echa una mano en diversas áreas, y a su vez yo me ocupo de mentorizar a otras tantas personas para que cumplan sus objetivos en el trading. Mi anterior coach también contaba simultáneamente con los servicios de otro coach. El crecimiento personal y profesional funciona así. Por favor, antes de que te quemes por completo y decidas abandonar solicita ayuda. 😉

Yo realizo webminars GRATIS todas las semanas, en los que comparto mucho contenido de valor, ¡aprovéchalo!

Hidden Content

Si ya has fracaso en varias ocasiones y te sientes frustrado, es el momento de que tomes consciencia de tu situación. Si te encuentras desmotivado y tu estado de ánimo está por los suelos, te invito a que hagas el siguiente ejercicio:

Repítete a lo largo del día, tantas veces como puedas, <<me encanta el trading>>. Siempre que te acuerdes, hazlo. Si quieres puedes decirlo en voz alta, para tus adentros o incluso escribirlo. Dilo en la cama, en el despacho, en la ducha y allá donde te encuentres. El caso es que reprogrames de nuevo tu cerebro, que grabes en tu subconsciente que el trading te pone a 100, es decir, que disfrutas haciéndolo. Si conseguimos recuperar el ánimo, permitiremos que cada vez que vayas a participar en Bolsa pongas a funcionar al máximo tus capacidades. Esta práctica reporta beneficios casi inmediatos. Prueba a hacerlo y verás como en pocas horas o días tu mentalidad se transforma y te sientes mucho más preparado.

No es cuestión de forzar, sino de retomar la vitalidad con la que un día empezaste a ejercer esta actividad.

 

SÓLO AHORA

Si incurrir en pérdidas te produce un notable desazón, es obvio que sigues apegado al resultado. Es probable que hayas escuchado en muchas ocasiones que para lograr el éxito en los mercados es preciso vincularse a la acción y no al resultado. Este asunto deberías trabajarlo en cualquier situación, disfrutando de lo que haces por el mero hecho de hacerlo. Como cuando estás cocinando, disfrutas de la elaboración de una receta, de los olores, de la pinta que va cogiendo, etcétera. Luego, disfrutas comiéndolo, saboreando cada masticada. Y luego,…

Lo que quiero decir es que la vida transcurre de instante en instante. Si estás esperando a ver qué sucede después, siempre te estás perdiendo el momento presente, que es precisamente el único momento en el que realmente suceden las cosas, porque a efectos prácticos es el único que existe. ¿Me explico?

En este caso, sólo te voy a pedir que reflexiones sobre este asunto y que valores cuán importante es para ti que empieces a vivir poniendo tu atención en el momento presente, hagas lo que hagas y estés donde estés. Insisto, esto puedes practicarlo siempre.

Así mismo, prepárate con anterioridad para aceptar con neutralidad cualquier suceso. Visualiza los desenlaces posibles en el momento que abres una posición y mentalízate de que inevitablemente uno de ellos sucederá. Conciénciate de que para ser un trader ganador tienes necesariamente que permitirte errar en multitud de ocasiones.

 

VÍSTETE DESPACIO

Si tiendes a apretar el gatillo antes de tiempo, bien para ejecutar la entrada o bien para salir de una posición, posiblemente padezcas el clásico síndrome del <<trader necesitado>>. Crees necesitar un dinero urgentemente para salir de una situación en la que te encuentras. La impaciencia es tu mayor obstáculo. Empieza por aceptar que, paradójicamente, cuanto más despacio camines antes llegarás a tu destino. En esta profesión la precipitación es una experta arruinadora de cuentas.

Te invito a que cada vez que te sorprendas cometiendo un acto que denote impaciencia, cojas un puñado de arroz y lo cuentes grano a grano. Debes hacer esto dos veces consecutivas. Si el número no coincide, ya sabes, vuelve a contarlos de nuevo hasta que te cuadren las cifras. Tómatelo con tranquilidad, pues es la única forma de dar con la solución.

 

¡ES VERDAD!

¿Se te cae el mundo encima cada vez que incurres en una gigantesca pérdida monetaria? Cuando una persona resulta no ser fiel a sí misma siente un dolor inmenso. Además, cuando nos resistimos a experimentar dicho dolor, el sufrimiento que sobreviene es literalmente inaguantable. El ser humano no está diseñado biológicamente para aguantar el sufrimiento que nosotros mismos nos afligimos. A priori nos puede parecer que sí, porque seguimos con vida, pero realmente todo autocastigo produce un desgaste. Así que es urgente que pongas freno a esta tortura ya mismo.

Siempre que te acuerdes, principalmente cuando estés pensando en una pérdida que te ha dejado huella, opta por cerrar los ojos y visualiza una imagen de ti completamente disociada. Verás tu cuerpo tal y como esté posicionado en ese momento. Entonces, ves alejándote poco a poco hacia arriba. Primero le verás en la sala en la que estés, luego en la ciudad o zona en la que te encuentres. Verás tu cuerpo cada vez más pequeño. Así hasta pasar por el país, el mundo, la galaxia, etc. Este ejercicio te ayuda a tomar contacto con la realidad, a darte cuenta de lo que un puñado de euros supone con respecto a la inmensidad del Cosmos.      

 

PONTE A TONO

Todos necesitamos sintonizar con la frecuencia que más nos acerca a nuestro estado natural de paz. Desde ahí nos sentimos preparados para lograr lo que nos propongamos. Se trata de encontrar ese estado que nos hace capaces de todo, que nos vuelve invulnerables ante cualquier situación y nos eleva hasta al Cielo (o mejor dicho, que trae el Cielo a la Tierra).

Muchos deportistas, antes de cada competición, tienen en cuenta este aspecto y lo practican con rigurosa disciplina. Son conscientes de la importancia de este asunto y lo ponen a funcionar a su favor.

Para saber lo que más te conviene en cada caso debes aprender a escuchar tu cuerpo. Esto se consigue acostumbrándote a sentir. Según tu personalidad y la situación puntual en la que te encuentres te vendrá mejor realizar ejercicios de relajación o de activación.

¡Descubre lo que te hace vibrar en clave de sol! Quizá así te ayude la intución…

César Antonio Pérez

Trader, entrenador de traders, emprendedor y escritor. Apasionado de la Bolsa y del desarrollo personal. Desde hace varios años dedico 90 minutos al día a operar en Bolsa. Esto me permite llevar el estilo de vida que quiero. Además, comparto mis conocimientos y entreno a otros traders para que puedan ser ricos en tiempo y dinero. ¡Tú también puedes conseguirlo!
Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies