Como recalqué en mi libro sobre trading El Renacer de un perdedor en la Bolsa, a la Bolsa se acude para ganar dinero, no a amargarse la vida. Esta idea debes tenerla muy clara en todo momento, porque de no ser así podrías sorprenderte experimentando la situación contraria: perdiendo dinero y amargándote la vida.

Dado que se trata de una situación muy desagradable que no se la deseo a nadie, me he propuesto compartir contigo las que considero las 5 leyes del trader feliz. Pon atención porque si aplicas lo que te voy a contar a continuación puede que descubras la manera de sentirte algo más tranquilo, y quizá como consecuencia mejoren tus decisiones de inversión.

1. PON LÍMITES A TU OPERATIVA

Diseña un sistema de trading que contemple la máxima pérdida diaria, el número máximo de operaciones por sesión y el horario que vas a destinar a ejercer esta actividad.

Repito:

    • Máxima pérdida diaria.
    • Número máximo de operaciones por sesión.
    • Horario de trabajo.

Esto va a depender del tipo de trading que quieras desempeñar, pero a grandes rasgos te voy a dar unas pautas en base a nuestra experiencia. Naturalmente, cuando ya sepas moverte de una manera responsable por los mercados cotizados, estas orientaciones las dejarás en un segundo plano. Pero creo que para ahora te serán de utilidad. Así que, ¡vamos con ellas!

    • Controlar las pérdidas monetarias. (te sugerimos que empieces arriesgando lo mínimo posible).

Saber de antemano y con exactitud cuál puede ser tu máxima pérdida monetaria por operación y por sesión te da una tranquilidad brutal. ¿Tú sabes lo que es vivir con tal certeza? Conoces el peor escenario y lo aceptas. Lo aceptas porque tú mismo lo has elegido, y no vas a ser tan imprudente de establecer una pérdida superior a la que puedes tolerar sin tirarte de los pelos.

Ahora bien, que conozcas la máxima pérdida posible no implica que vayas a enfocarte en ella. Lógicamente tu intención es ganar. Una cosa no quita la otra. Nos protegemos para disfrutar de la victoria.

A la hora de fijar esta acotación lo mejor es que determines una cantidad que puedas soportar fácilmente, es decir, que no te provoque sobresaltos emocionales. A medida que vayas evolucionando como trader irá aumentando tu tolerancia a la pérdida y podrás ir ajustando esta cantidad. NO te bases en lo mucho que quieres ganar, sino en lo que estás preparado para perder.

    • Operar lo menos posible (te sugerimos que no hagas más de 2 ó 3 trades al día, como mucho).

Si has errado, realizar más operaciones de una manera impulsiva generalmente no te permitirá recuperar las pérdidas. Más bien todo lo contrario, incrementará los números rojos y minará tu autoestima. Hacer únicamente lo que te corresponde indudablemente te acerca al éxito en el trading y en la vida. El autocontrol es la clave.

Cuando un trader se salta las reglas esto es lo que sucede:

obceca trades

Perder más del 20% de tu capital en un día (añádele además el gasto en comisiones) es sumamente fácil si no se cumplen las normas básicas del trading.

Este negocio es muy simple, sólo debes entender las siguientes premisas:

> Si cumples las reglas puedes ganar (y digo puedes porque depende de si tu sistema de trading pone las probabilidades a tu favor o no).

> Si no cumples las reglas pierdes seguro (aunque tu sistema de trading ponga las probabilidades claramente a tu favor).

Sabiendo esto, ¿qué es lo más inteligente?

INDEPENDIENTEMENTE DEL SISTEMA DE TRADING QUE UTILICES, ¡CÚMPLELO Y A VER QUÉ PASA!

Si no dispones aún de un sistema de trading o el que tienes no te acaba de convencer, te invito a que aprendas el Método TRIPLE A.

    • Dedicar poco tiempo (te sugerimos que no le dediques más de 90 minutos al día).

Esta actividad puede secuestrar todos tus sentidos, puede abducirte completamente al mínimo descuido. Así que mucha atención, amigo/a. No hemos elegido este negocio para quemarnos las pestañas durante horas y horas frente al ordenador, sino para todo lo contrario, para poder disfrutar de mucho más tiempo libre.

Destinar más de 3 horas al día es un exceso. De hecho, generalmente te servirá con trabajar unos 90 minutos por sesión en el caso de que te dediques al day-trading, y un par de horas a la semana si has optado por el swing trading. El resto del tiempo dedícate a otros asuntos. ¡Nada de trading! Si te aburres vete a dar un paseo, sal a correr, planta patatas o haz petipoa. Cualquier cosa menos trading. En definitiva, se trata de hacer lo que harías si ya fueras un trader rentable, es decir, una persona que mediante su operativa en Bolsa obtiene ciertos ingresos recurrentes.

De modo que, si te gusta pintar, pinta. Si disfrutas bailando, baila. Si te satisface ayudar a los animales, ¡ayúdalos! Si te sientes pleno colaborando con asociaciones humanitarias, ¡colabora! ¿A qué estás esperando?

2. PERMANECE AQUÍ Y AHORA

Sé consciente del lugar en el que te encuentras y de la hora que es. Constantemente, toma contacto con tu presente. Para ello, al principio, puedes emplear una alarma que suene cada 15 ó 20 minutos con la que te comprometas a hacer una pausa de 1 ó 2 minutos. Utilizar este breve descanso para realizar un escáner corporal (posar toda tu atención ordenadamente en diferentes zonas de tu cuerpo, de una en una) y varias respiraciones conscientes, te ayudará a mantener la concentración.

Fíjate como en los casinos, no suele haber ventanas que dejen pasar la luz del día, ni tampoco relojes, para que no seas consciente del transcurso del tiempo.

¡SI PARTICIPAS EN EXCESO, TUS RESULTADOS SERÁN NEFASTOS!

Cíñete a abrir posiciones cuando sea estrictamente necesario, es decir, cuando así lo dicte tu protocolo de posicionamiento. Recuerda que cada vez que eludes una operación perdedora, tu gráfica de resultados simplemente consume tiempo. Al igual que las series de precios, tu gráfica de resultados refleja impulsos y correcciones. Las correcciones pueden consumir tiempo o recorrido. Los desplazamientos de los precios no los puedes controlar, pero tus resultados sí (al menos en gran medida). Por lo tanto, haz que tus correcciones consuman tiempo o muy poco recorrido.

Controla las bajadas y lo tienes hecho 😉 

3. NO TE EVADAS DE LA REALIDAD

No acudas a la Bolsa para evitar circunstancias en tu vida que te resulten monótonas o desagradables. Hay muchas maneras de romper con la rutina y de cambiar tu situación personal. Invertir o hacer trading desmotivado o deprimido tiene efectos altamente nocivos. Practica deporte, yoga, mindfulness, teatro, risoterapia u otro tipo de actividades que te permitan conectar contigo mismo y saber qué es lo que te hace vibrar y ser feliz.

Si quieres trabajar totalmente concentrado te sugiero que resuelvas cualquier situación que te inquiete antes de ponerte a tradear. En caso contrario, será mejor que lo aceptes con agrado y dejes esta tarea para otro momento.

Mientras operas, puedes situar un pequeño espejo frente a ti para verte la cara (¡péinate!). Esto te ayudará a mantenerte más centrado.

4. NORMALIZA LA SUMA Y LA RESTA

Entiende que las sumas y restas forman parte del negocio. Se trata simplemente de entrenarte para que el sumatorio de todas tus operaciones resulte positivo.

eso es todo amigos

Sin lugar a duda, esto es algo que debes saber si quieres contar con alguna posibilidad de obtener rendimientos positivos del trading de manera sólida y continuada.

5. ¡A TOPEEE!

Haz trading sólo cuando estés totalmente motivado y contento. Este es el único modo de disfrutar, aprender y sacarle partido a la experiencia.

Si la inversión en los mercados financieros te está suponiendo un sufrimiento, ponte en contacto con nosotros y haremos todo lo posible por ayudarte.

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies