LOS TRADERS TAMBIÉN PUEDEN (Y DEBEN) VIVIR TRANQUILOS

LOS TRADERS TAMBIÉN PUEDEN (Y DEBEN) VIVIR TRANQUILOS

Gracias a Dios, o a quien tú quieras, lo verdaderamente importante no se puede comprar con dinero. La paz interior es una elección individual y no acarrea ningún coste monetario. ¡Es maravilloso! Cualquiera, independientemente de su nivel de ingresos, puede ser feliz.

Sólo faltaba, ¿verdad?, que fuera el millonario de turno al Cielo, pidiera un saco de felicidad, y lo pudiera adquirir a cambio de un puñado de monedas. ¡No, no, no! Esto no funciona así, ¡y menos mal! La felicidad reside aquí y ahora, es gratuita. No se te pide nada a cambio, ni siquiera tu nombre o el correo electrónico. ¡Free total!

 

EL SER HUMANO HA NACIDO PARA SER FELIZ

Sin embargo…

Cualquier circunstancia que se escapa de nuestro control y que nos resistimos a aceptar puede desembocar fácilmente en un litigio interno. Lo que nuestra mente egotista quiere que suceda, generalmente dista mucho de lo que posteriormente tiene lugar. Esto genera mucho mucho sufrimiento.

Yo pasé una larga temporada obcecado por vivir del trading, hasta que me di cuenta de que se trataba de una búsqueda absurda. Cada día que pasaba sin lograrlo suponía un enorme tormento para mí. Cada día me sentía más frustrado y me consideraba más fracasado que el día anterior. Me costó horrores aprender que la satisfacción personal no tiene nada que ver con la consecución de logros.

¡Qué te voy a contar! Seguro que tú, en este u otros ámbitos, has experimentado esto en tus propias carnes.

La buena noticia es que se puede (y se debe) disfrutar del proceso.

¿A DÓNDE QUEREMOS LLEGAR?

La impotencia es un sentimiento desgarrador. Fíjate como ésta normalmente viene ocasionada por la generación de expectativas, fruto de deseos desmedidos e incontrolados.

¿Cuántas veces has ejecutado una acción con el propósito de obtener algo a cambio?

¿Cuántas veces has soñado con ganar varios miles de euros en pocas semanas o meses?

¿No te das cuenta de que estás siendo esclavo de tus deseos?

 

TODO ES UNA MENTIRA (PERO NO PASA NADA)

Lo que tiende a acompañar a esta fantasía suele ser una falsa percepción del tiempo. Cuando basados en la invención del tiempo cronológico, consideramos como real la existencia de un tiempo lineal dividido en pasado, presente y futuro, el sufrimiento resulta inminente. Nuestra mente deambula de un momento a otro, y en ninguno de ellos se encuentra cómoda. Se pasa la vida rehuyendo del instante eterno en el que la realidad acontece: el aquí y ahora.

Sólo en el instante presente es posible neutralizar el sufrimiento derivado de la pretensión por querer cambiar el pasado o manipular el futuro. El tiempo es una percepción de la mente.

¿Por qué nos pasamos la vida queriendo que un suceso concluya para vivir el siguiente?

¿Tan infeliz eres ahora?

¿Tan mal te trata la vida? = ¿Tan mal te tratas?

Eso pensaba yo, que el Universo confabulaba contra mí. ¡Qué estupidez! No hay nadie que quiera, ni que pueda, hacerte daño, aunque a tu mente a veces pueda parecerle que sí. Grábatelo a fuego, <<nada real puede ser amenazado>> como afirma UCDM (Un Curso de Milagros).

Empieza a experimentar con plenitud lo que te corresponde vivir ahora. Deja de buscar otras sensaciones y de renunciar a la felicidad con cada una de tus decisiones.

Estimado amigo, practica la atención consciente para aprender a disfrutar del momento presente, porque todo lo demás no existe.

Recuerda que para experimentar una vida plena es preciso comprender. Comprender qué hacemos aquí. Ahí está la clave, en la mirada cósmica.

¿Por qué quieres ser trader? ¿Qué pretendes al desarrollar esta actividad?

Nada ni nadie puede salvarte nunca, sólo tú puedes darte cuenta de que siempre has estado a salvo.

 

Una vez despierto, miro al Universo y allí me veo a mí mismo.

Contemplo Todo y me comprometo a experimentar una parte.

Conozco la Eternidad y sólo sé del Instante.

PRÁCTICA:

Observa de cerca un reloj de arena. Si no tienes uno en casa, acude a cualquier tienda y haz este ejercicio allí mismo. Es fácil. Ponlo en marcha y limítate a contemplarlo.

La vida es como un gran reloj de arena, ¿notas que la arena está pasando al otro lado? Al principio apenas se aprecia, pero sin embargo cada vez queda menos. Grano a grano, instante a instante pasa la vida. ¿Sabes cuándo empiezas a notar con más claridad que la arena está pasando hacia el otro lado? Al final. Mucha atención a esto, porque ahora la arena pasa al mismo ritmo que antes, pero la sensación es totalmente diferente. Parece que va más deprisa, ¿lo ves? Así percibimos el tiempo, así decidimos experimentar la vida. Dejamos que pase y pase, sin pararnos a valorar este instante igual que si fuera el último.

¿Aceptas el reto de romper con este vicio?

¿Quieres tomar el hábito de vivir plena y sabiamente el presente?

Saborea cada instante, porque si no te haces consciente ahora, cuando te quieras dar cuenta quizá estés muerto o a punto de morir (físicamente). Respira, amig@, respira ahora y ya está.

César Antonio Pérez

Trader, entrenador de traders, emprendedor y escritor. Apasionado de la Bolsa y del desarrollo personal. Desde hace varios años dedico 90 minutos al día a operar en Bolsa. Esto me permite llevar el estilo de vida que quiero. Además, comparto mis conocimientos y entreno a otros traders para que puedan ser ricos en tiempo y dinero. ¡Tú también puedes conseguirlo!
Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies